Durante esta semana hemos tenido jornadas de adoración en la capilla de nuestro colegio en la que todos los alumnos han tenido la oportunidad de contemplar a Jesús Sacramentado.

Todos hemos pegado un corazón en una custodia para simbolizar que estamos unidos en Cristo.

Jesús acompáñame. Frente a ti no tengo miedo.