El pasado 2 de febrero, como viene siendo tradición en nuestro cole, celebramos la Candelaria, fiesta en la que los cristianos conmemoramos la presentación del niño Dios en el templo de Jerusalén. El viejo Simeón al verlo lo reconoció como luz de las naciones.

Las etapas de infantil y primaria vivieron con intensidad está celebración, en la que el niño Jesús procesionó por el patio de nuestro colegio. Los alumnos le ofrecieron con gran cariño lo recogido en sus huchas de infancia misionera.

Dejémonos iluminar por su luz y seamos luz en este mundo.