En esta ocasión, las “seños” nos acompañan al Hall porque una canción muy otoñal se escucha desde los pasillos. Una vez que hemos llegado, nuestra sorpresa es mayúscula cuando vemos que “Autumnman” ha vuelto al colegio un año más, pero esta vez desconoce por qué ha sido convocado. Al parecer, ha recibido una carta donde Pis-Plás, el Unicornio del Arco Iris, les necesita para seguir coloreando el colegio y el mundo. Necesita de los poderes del otoño y todas las familias para una nueva misión: Colorear “El Huerto de la Vida”. Para ello, necesitamos cuatro elementos imprescindibles: magia, agua, corazón y a nuestro amigo el Sol. Para ayudarnos a conseguir la magia, apareció esta vez con su jardín mágico Pas-Plís, el primo de Pis-Plás,
un Unicornio todavía blanco. Para terminar, Autumnman y todos los niños cantaron al ritmo del acordeón, “Mr.Golden Sun”, para llamar al señor Sol y que caliente la tierra del huerto. Ahora nosotros pondremos el corazón, porque del agua ya se encarga Autumnman este otoño. Tenemos mucho trabajo, pero seguimos conociendo amigos que en el trayecto, nos hacen más sencilla, amena y divertida nuestra misión.

Ver también noticia asociada en el Facebook del colegio.