FacebookTwitterYoutube




GRACIAS A TODA LA COMUNIDAD EDUCATIVA DE LA TRINIDAD. CUANDO TU SUEÑO SE HACE REALIDAD.

africableDe esto que vuelves de África de terminar tu primer voluntariado internacional y llegas a Córdoba, “a tu vida”, tu rutina, tu colegio, tu deporte…, y empiezas a intentar conjugar todo lo que has vivido allí con tu realidad diaria. El contraste cultural es abrumador, pasas días bloqueada, percatándote de detalles que has pasado toda tu vida por alto, como por ejemplo, que puedes comer todos los días y las veces que quieras, que puedes comprar ropa si tienes frío, que puedes ir al médico si te encuentras mal, etc. Te das cuenta de que vivimos inmersos en una sociedad que nos “crea necesidades”, que inconscientemente nos vemos sumidos en un consumismo que creemos que nos ayudará a alcanzar la felicidad que tanto anhelamos…, nada más lejos de la realidad. Cuando tratas de encajar todo lo que se te pasa por la cabeza, empiezas a plantearte: ¿puedo ser yo un actor de cambio?, ¿puedo hacer algo desde mi realidad para tratar de aportar algo allí? Tras unos días pensando, decidí unir mis dos pasiones: el deporte y la solidaridad. De este sentimiento nació la primera carrera solidaria “Corremos por África” que tuvo lugar el pasado 21 de diciembre en los jardines del parque Cruz Conde. Desde el primer momento, el equipo directivo del colegio, apoyó el proyecto, facilitando todos los trámites burocráticos y de organización interna que fueron necesarios, ni qué decir de mis compañeros/as que me soportaron estoicamente durante todo el proceso, en esa obsesión mía porque el evento resultara el éxito que al final fue. Ese día 21 de diciembre que jamás olvidaré en el que vi a un colegio “volcado”, 820 personas corriendo por África, alumnado, profesorado, padres y madres, y personal de administración de servicios, unidos con el mismo fin, unidos para conseguir que un hospital pequeñito en el corazón de la isla de Lamu (Kenia) pueda ser una realidad que pueda atender a las mujeres en riesgo de exclusión social de las tribus más pobres para que puedan dar a luz en condiciones dignas para ellas y para sus bebés. De esta manera, luchamos por y para la vida en cualquier lugar del mundo. Jamás tendré palabras para agradecer a toda la comunidad educativa del colegio Trinidad la implicación en ésta “nuestra carrera”, hace que me sienta orgullosa de pertenecer a esta familia.

Belén Donoso Pérez

Profesora Grado Superior de TAFAD

Acompaño mi gratitud de estas fotos que son reflejo de lo que esta familia de la Trinidad ha hecho por esta comunidad africana.

Para ver más fotos de esta experiencia visita el álbun de Facebook haciendo clic aquí.

5log DelegFamilia